Inicio > investigaciones > 500.000 litros anuales de agroquímicos sin control sobre Hipólito Yrigoyen

500.000 litros anuales de agroquímicos sin control sobre Hipólito Yrigoyen


Avión fumigador realizando su tarea a 500mts. del centro Poblado de Henderson

El incumplimiento de las leyes y la falta de control a aplicadores de agroquímicos provocan el deterioro de la salud de los habitantes de Hipólito Yrigoyen.

Hipólito Yrigoyen es un distrito de la provincia de Buenos Aires el cual conforman la ciudad de Henderson (cabecera del partido), y los pueblos rurales de Coraceros, María Lucila y Herrera Vegas. Hipólito Yrigoyen se encuentra ubicado en el centro oeste de la provincia de Buenos Aires, en el sector pampeano de producción; cuenta con una población de 9.585 habitantes (Indec, 2010), de esta población 2044 son niños, los más expuestos y perjudicados a este tipo de agroquímicos, por la relación masa corporal por gramo de químico utilizado.

Por Pablo Enrique Martinez

La población masculina de los 18 a los 65 años asciende a 5.264 habitantes de los cuales, según registros del RENATRE (Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Estibadores de la República Argentina, hoy RENATEA) y OSPRERA (Obra Social de los Trabajadores Rurales y Estibadores) se encuentran registrados en sus padrones 256 trabajadores rurales. Si tomamos las estadísticas de porcentajes de AFIP del 2011 de trabajadores temporarios no registrados (66%), se suman 169 trabajadores, y tomando el índice de trabajadores rurales no registrados (85%,) suman otros 218 trabajadores. Es decir, al menos 643 trabajadores están en contacto directo con estos químicos, en su ámbito laboral diario.

La superficie del partido es de 163.000 hectáreas, de las cuales en la campaña de siembra 2009/2010 se sembraron de trigo 12.000 ha., de maíz 22.000 ha., y de soja 65.000 ha. (Ministerio de Economía de Pcia. de Bs. As). El jefe del INTA del distrito, ingeniero agrónomo César Spagnuolo, estima que en el corriente año se sembraron 100.000 hs. de las cuales 60.000 son aptas para el cultivo y 40.000 que no lo eran fueron tomadas de la producción ganadera por el rédito del negocio sojero. Según datos del Ministerio de Agricultura de la Nación, en Hipólito Yrigoyen se cultivaron en la campaña 2010/2011, 98.300 ha. de las cuales 63.500 fueron sembradas con soja, el cultivo que provoca el mayor impacto ambiental y a la salud ya que es el cultivo que más insume glifosato, que como menciona el encargado de INTA “que es peligroso, es peligroso, si puedo evitar una fumigación aérea a 2000 metros, la evito. Cualquier persona consciente e informada lo haría”, señala.

Así como ha crecido la producción de granos en este territorio, creció, también exponencialmente la utilización de plaguicidas desde la introducción de los cultivos transgénicos. Cada vez se necesitan más y más litros de plaguicidas para sostener esta producción. En 1990 se utilizaron en todo el país, 35 millones de litros en la campaña agropecuaria; con el ingreso de la biotecnología transgénica en el año 1996, se aceleró el uso consumiéndose 98 millones de litros de plaguicidas, en el año 2000 ya fueron 145 millones de litros, en el año 2009, 292 millones de litros, en el 2010 el aumento de su consumo fue de 340 millones de litros de herbicidas, insecticidas, acaricidas, defoliantes y demás venenos que se fumigaron sobre un área habitada por algo más de 12 millones de personas. El más utilizado es el herbicida glifosato del que se llegó a erolizar en el 2010, 200 millones de litros. La pulverización del insecticida Endosulfan insume cerca de 4 millones de litros por año.

Animales en pie expuestos a la fumigación del avión aplicador

El consumo de glifosato por hectárea viene aumentando, en la misma parcela de tierra, año tras año, probablemente por la resistencia que van adquiriendo las malezas, según lo manifiesta el Ing. Agrónomo  César Spagnuolo. En 1996 se comenzó fumigando con menos de2 litros por ha., hoy en nuestra zona se están utilizando como mínimo de 4 a 6 litros por ha. Según los registros tanto del Ministerio de Economía de la provincia de Buenos Aires y del Ministerio de  Agricultura, Ganadería y Pesca dela Nación, en Hipólito Yrigoyen se sembraron 99.000 ha aproximadamente. Esto hace  un total de 600.000 litros de este peligroso herbicida derramado en el distrito sin ningún tipo de control, como vamos a observar. Cabe acotar que del total del territorio del partido se siembra un 60,73%.

La magnitud del negocio de los agroquímicos hace imprescindible que los distintos niveles del estado intensifiquen y optimicen los controles a fin de que la utilización de estos productos no afecte la salud de la población. Situación ésta que no sucede en Hipólito Yrigoyen.

En este municipio se puede observar que no se cumple con lo que dispone la ley Provincial N° 10.699, y su decreto reglamentario 499/91, donde  en su art. 12° se dictamina que los ingenieros agrónomos que asesoran a las empresas, deben inscribirse en el Registro de Asesores Técnicos dela Dirección de Sanidad Vegetal Y Fiscalización Agrícola, registro digital al cual no hemos podido acceder hasta el día de hoy, en este Organismo provincial. Se incumple  también con el Art. 22° de dicho decreto reglamentario donde se menciona que las empresas aplicadoras deberán inscribirse como tales en el Registro que a tal fin se habilitará en la Dirección de Sanidad Vegetal y Fiscalización Agrícola.

Ninguna de las dos empresas aeroaplicadoras (Fumigaciones Maquieira S.A y Marcelo Posadas Fumigaciones) que desarrollan esta actividad en el distrito de Hipólito Yrigoyen están inscriptas en dicho Registro provincial, según nos explicó el encargado zonal de Fiscalizaciones Vegetales, con sede en la ciudad de Pehuajó, Ing. Agrónomo Jorge Zamperetti “estas empresas tienen todo en orden, todavía no se pudieron inscribir este año, porque se les venció la licencia civil de Aviación, y la están renovando. Es lo que sucede siempre al comenzar el año”.

De los aproximadamente diez contratistas que se dedican a las aplicaciones terrestres en Hipólito Yrigoyen, solamente figura inscripta la empresa Maquieira Fumigaciones S.A. en el mencionado registro digital de la Dirección de Fiscalizaciones Vegetales.

Hemos observado que además el art. 27° del decreto reglamentario es violado, ya que el mismo dispone que dichas empresas, como así también los productores con equipos propios, están obligados a suministrar al personal dedicado a tareas de aplicación, el siguiente equipo de protección, a fin de preservar la salud de los mismos:

a)      Mamelucos impermeables a sustancias tóxicas.

b)     Máscaras con filtros adecuados al producto a utilizar.

c)      Guantes de goma.

d)     Botas de Goma.

El no cumplimiento de este artículo pone en grave riesgo la salud de los aplicadores y de los trabajadores dedicados a dicha actividad.

Se ha podido verificar otro incumplimiento de dicho decreto, el del art. 28°  por haber consultado a personal administrativo del  organismo provincial de aplicación sobre inscripción de operarios de aplicación y personal auxiliar, y no haber obtenido un registro hasta el día de hoy.

Las empresas de aplicación aérea también incumplen el art. 38, el cuál menciona que las mismas deberán operar a una distancia no menor de 2 Km. de centros poblados, no pudiendo sobrevolarlos aún después de haber agotado su carga. Las fotografías aquí presentes fueron tomadas a una distancia de 500 mtrs. del centro poblado del distrito y el aplicador sobrevoló el casco urbano para llenar nuevamente su carga y luego prosiguió la fumigación, donde había animales en pie y forraje para su alimentación. El médico veterinario encargado de la oficina SENASA Henderson, Dr. Roberto Ruiz aclara que “si no es en grandes dosis, al animal no lo afecta la fumigación, y a las personas que lo consumen luego tampoco, pero cuando en los análisis se encuentra registros de Endosulfan en pelo, a ese establecimiento se le prohíbe exportar, porque para la Comunidad Económica Europea debe ir todo de diez, pero puede seguir comercializando en el mercado interno…”

Uno de los hogares ubicados en el Barrio Esperanza del Partido de Hipólito Yrigoyen, expuestos a Fumigación Terrestre a 6 metros de un establecimiento agropecuario.

Vecinos del Barrio Esperanza, relatan que en  el establecimiento agrícola que está a 6 metros de distancia de sus hogares “el dueño, fumiga con maquinaria terrestre, nos tenemos que encerrar porque no se puede estar por el olor”, y una vecina va más allá “a mí se me agrava el estado de asma, siempre cuando fumigan caigo en el hospital, me falta el aire y me sale un sarpullido”. Cabe aclarar que la ley de ordenamiento Territorial y uso del Suelo N° 8912/77 en el Cap. II Art. 5° Inc. B, establece como Centro Poblado al Área Urbano más Área Complementaria.

Es decir se fumiga a 6 metros del centro poblado, cuando la ley establece que para fumigaciones terrestres debe hacerse a una distancia no inferior a los 500 metros.

Habiendo detallado todas las transgresiones a la ley 10.699 es grave institucionalmente que el Ministerio de Asuntos Agrarios junto con el municipio, quienes tienen poder de policía, según el art. 16° de la mencionada ley no apliquen el Art. 13° de la misma, donde se estipula que las transgresiones a la presente ley y a su reglamentación serán juzgadas y sancionadas por el Ministerio de asuntos Agrarios, de conformidad a las normas del Decreto Ley 8.785/77, modificado por decreto Ley 9.571 (Ley de faltas Agrarias)y las disposiciones del Reglamento aprobado por decreto 271/78 y sus modificatorios.

Las penas que le corresponderían a estas empresas, por infringir la ley 10.699, son estipuladas en el Art. 3° del decreto Ley 9.571 y van de multas hasta el monto de doscientos sueldos mínimos de la administración pública provincial, hasta inhabilitación o clausura temporal, total o parcial.

Cabe destacar que ninguna pena o multa se ha labrado contra estas empresas aplicadoras, o dueños de establecimientos agropecuarios por infringir la ley. De la misma manera en el ámbito del Distrito de Hipólito Yrigoyen las empresas mencionadas incumplen la Ordenanza Municipal N° 17/93, en su art. 2° donde se menciona que toda empresa que se dedica a la aplicación de Plaguicidas se tendrá que inscribir en el REGISTRO PARALA VENTA, DEPÓSITO Y APLICACIÓN DE PLAGUICIDAS, el que funcionará a cargo de la Dirección de Salud, conjuntamente con Inspección y Obras públicas del municipio. Consultado personal administrativo de cada una de estas áreas municipales, en ninguna de ellas figura este registro de  empresas que se dedican a la comercialización, fraccionamiento, depósito o aplicación para terceros de uso agropecuario y/o de saneamiento urbano dentro del Partido de Hipólito Yrigoyen.

Cabe mencionar que tanto los decretos, ordenanzas como la mencionada, y disposiciones municipales del distrito de Hipólito Yrigoyen no son publicadas en ningún Boletín oficial, la que las hace carecer de todo poder jurídico, pues se viola el artículo 19 de la Constitución Nacional, el artículo 2 del Código Civil Argentino, la ley de Procedimientos administrativos, ley 19.549 y su decreto reglamentario N° 1759/72, el cual en su art. 1° dispone: Los actos administrativos de alcance general producirán efectos a partir de su publicación oficial, y desde el día en que ello se determine, si no se designa tiempo, producirán efectos después de los ocho días computados desde el siguiente al de su publicación. Por último, las autoridades también infringen el art. 108° inciso 3° de la ley Orgánica de las municipalidades.

Consultado off de record un profesional que cubre guardias médicas en el Hospital municipal nos manifestó que no se cumple con el art. 13° de la Ordenanzamunicipal el cual establece que el Organismo de Aplicación, coordinará con los organismos públicos y privados, asociaciones profesionales y otras entidades similares y afines, el cumplimiento de la ley N° 15.465 de Denuncias médicas Obligatorias, en lo referente a intoxicaciones con plaguicidas. Consultado el médico veterinario Roberto Ruiz, Jefe de oficina local SENASA Henderson, “en el distrito no se trabaja, en este tema, coordinadamente con los organismos de salud u otros organismos públicos”; como ejemplo, la vecina que ingresó con el cuadro asmático nos manifestó que en ningún momento se le consultó si había estado expuesta a una fumigación.

Podemos sintetizar con todos los datos obtenidos, que en el distrito de Hipólito Yrigoyen se infringen todas las leyes vigentes en la materia, lo que conlleva, junto a que los agroquímicos son causantes de varias enfermedades, a un deterioro de la salud de las personas que manipulan y están en contacto directo con los agroquímicos, como así también la de la comunidad entera del partido.

Anuncios
Categorías:investigaciones
  1. pablolerner
    28/06/2012 en 14:44

    Estimados,

    Tenemos el agrado de invitarlos a participar del primer concurso de blogs educativos organizado por la Universidad de Buenos Aires en el marco de la 6º edición del Premio UBA.

    Las categorías son las siguientes

    Blogs individuales
    a. Docentes
    a. Sub categoría Escuelas Primarias
    b. Sub categoría Escuelas Secundarias
    c. Sub categoría Institutos Terciarios / Universidades

    Blogs colectivos
    a. Escuelas primarias
    b. Escuelas secundarias
    c. Institutos Terciarios / Universidades
    d. Asociaciones, organismos estatales, organizaciones no gubernamentales, redes, programas y cátedras nacionales

    Blogs en el Aula
    a. Escuelas primarias
    b. Escuelas secundarias
    c. Institutos Terciarios / Universidades
    Para más información pueden visitar el link http://www.uba.ar/comunicacion/noticia.php?id=3145

    Ante cualquier duda o consulta, nos pueden escribir.

    Lic. Pablo Lerner
    Subsecretaría de Relaciones Institucionales y Comunicación
    Universidad de Buenos Aires
    plerner@rec.uba.ar
    4510-1269

  2. loyola
    21/06/2012 en 18:07

    Continúa el juicio por fumigación toxica en Córdoba con la declaración de testigos
    El juicio contra dos productores y un piloto acusados de contaminación por fumigar con sustancias nocivas cerca de zonas pobladas continuó este martes en Córdoba, con el testimonio de pobladores afectados en su salud y deudos de presuntas víctimas fatales de aquella conducta.

    Los productores Francisco Parra y Jorge Gabrielli y el piloto Edgardo Pancello son juzgados desde este lunes en la Cámara Primera del Crimen de Córdoba como presuntos instigadores -los dos primeros- y autor de contaminación dolosa agravada.

    La jornada de hoy se caracterizó por los testimonios de miembros de la agrupación Madres de Ituzaingó Anexo, el barrio donde se observó una alta tasa de cáncer y enfermedades respiratorias que pueden estar asociadas con la fumigación.

    Hoy declaró Sofía Gatica, una de las fundadoras de la agrupación, quien se constituyó en querellante y propició la apertura de esta causa, la primera que llega a juicio en Córdoba.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s