Inicio > investigaciones > Alvear Seguridad S.A.: ex empleados denuncian irregularidades en liquidación de haberes

Alvear Seguridad S.A.: ex empleados denuncian irregularidades en liquidación de haberes


Aseguran que es un modus operandi que se repite en otras empresas del rubro. Se violan los artículos 9, 31 y 33 del Convenio Colectivo 421/05. Un abogado laboralista corrobora los dichos de los ex empleados y un contador ejemplifica en números la defraudación al trabajador y al Estado. Consecuencias de una práctica habitual. El papel del Sindicato.

Por Vanina Bartra Arévalo y Nerina Braconi

Ex empleados de la empresa de seguridad privada Alvear Seguridad S.A. aseguran haber cobrado sus haberes con serias irregularidades en los recibos de sueldo, violatorias del convenio colectivo de trabajo 421/05. Entre las más graves se encuentra el pago en negro de horas trabajadas, las cuales por su condición no figuraban en la liquidación del sueldo, violando claramente el artículo 9 del mencionado convenio que establece una jornada diaria de ocho horas o cuarenta y ocho semanales con un franco obligatorio a la semana.

Además la empresa, según afirman los ex empleados consultados, también incurría en la no entrega a los trabajadores del beneficio de vales alimenticios (artículo 33) así como tampoco cumplía con la conformación de un Fondo de Ayuda Solidaria de carácter de Seguro de Vida y asistencia médica (artículo 31).

“Si bien en el recibo no figuraba la cantidad de horas trabajadas se deduce que lo registrado allí sería lo pagado por la mitad, es decir por cuatro horas”, explicó la abogada laboralista Valeria Rovira (M.P. t. li. f 278 Nº 24.693), quien está siguiendo el juicio a Eduardo Marcelo González, ex empleado de Alvear Seguridad por un periodo de dos años, desde noviembre de 2004 a diciembre de 2006, fecha en la que renuncia.

“El sueldo me lo pagaban mitad en negro y la otra mitad en blanco, no me pagaban horas extras, ni los feriados. En el recibo de sueldo nunca figuró que trabajé hasta quince horas por día”, manifestó González con el ceño fruncido. Asimismo, su abogada agregó que él trabajó más horas de las que realmente figuran: “es decir que le están pagando en negro esas horas que no figuran en los recibos. Lo legal sería que esas horas extras trabajadas figuren en el recibo de sueldo” recalcó Rovira.

Según Norberto Cavelli, contador público (Legajo Nº 32153/2), que trabajó también en el caso González, es común que los empleadores de este tipo de empresas pague una parte del recibo en negro, porque de esta manera paga un monto menor de cargas sociales que equivalen al 35% del remunerativo.

En este sentido, los ex empleados de Alvear Seguridad S.A., Marcelino Flores y Juan Carlos Villanueva, sufrieron el mismo problema que su compañero González y también iniciaron una causa judicial. “A mi me pagaban por ejemplo 600 pesos por mes, pero en el recibo de sueldo figuraba la mitad porque ellos decían que te pagaban la mitad en blanco y la otra mitad en negro. Pero en el recibo de sueldo no figuraban las horas extras, ni los francos, no figuraba prácticamente nada ahí”, se quejó Flores y explicó que sus abogados llegaron a una conciliación con Walter Vallejo, un ex comisario retirado y dueño de Alvear Seguridad.

El mismo Cavelli proporciona algunos datos que ayudan a comprender los perjuicios sufridos por el trabajador y por el Estado. La frialdad de los números en este caso dan cuenta de los montos que la empresa Alvear Seguridad S.A. se eximió de pagar.

Por mencionar sólo algunos ejemplos de esta estrategia en el pago de sueldo de González, se puede citar lo siguiente:

1. En el artículo 24 del Convenio Colectivo 421/05 que corresponde a la antigüedad, la misma se determina como el uno por ciento por año de antigüedad sobre el sueldo total, en vez de haber sido de ocho pesos fue, sobre un salario de trescientos ochenta cuatro pesos, de tres pesos con ochenta y cuatro centavos (octubre 2005).

La carga social de la jubilación es del siete u once por ciento sobre el sueldo básico, según sea para el Estado o para una empresa privada. En este caso, sería del siete por ciento. Tomando el salario anterior que figura como salario básico ($384) los aportes jubilatorios tendrían que haber sido de cincuenta y seis pesos pero fueron de veintiséis pesos con ochenta y ocho centavos”.

2. En el Convenio Colectivo de Trabajo, artículo 31, también se establece que el empleado debe contribuir con un Fondo de Ayuda Solidaria que equivale al 0,9% sobre el monto del sueldo. Este fondo se destina a la conformación de un Fondo de Ayuda Solidaria para la cobertura de seguro de vida y prestaciones asistenciales no médicas para todo el personal de seguridad y vigilancia. Sin embargo, el descuento para este Fondo no figuraba en los recibos de sueldo.

A su vez, el artículo 33 del Convenio Colectivo de Trabajo 421/05 los empleadores deberán entregar a todos los trabajadores el beneficio social de vales alimentarios por un valor de $100 a partir de septiembre de 2005. Sin embargo, dichos vales no figuraban en los recibos de sueldo.

¿Y el sindicato?

Los empleados están representados por la Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina (U.P.S.R.A.) que es el órgano que nuclea a todos los empleados de seguridad privada y se encarga de proteger y defender sus derechos.

Favio Taltabull, representante gremial de los empleados de las empresas de seguridad privada y empleado en la U.P.S.R.A., aseguró que las denuncias más comunes son el no pago de haberes, ni de las horas extras. “En algunos casos también las partes acuerdan el pago del sueldo básico en blanco y las horas extras en negro. Otras veces no, el empleador paga de esa forma para evadir de pagar mayores contribuciones sociales como es la jubilación, la antigüedad y demás”.

Asimismo, Taltabull afirmó que ellos actúan en la medida que se denuncian los casos o que detectan alguna anomalía que este perjudicando al conjunto. “Elevamos la denuncia al Ministerio de Trabajo y empezamos luego con las conciliaciones y demás”.

Sin embargo, varios empleados han manifestado que no están adheridos al sindicato ya que son afines a los intereses de los empleadores. Pedro Miño, que trabaja para La Plata Seguridad S. A., afirmó que los empleados no tienen apoyo del sindicato. “Ellos están arreglados con los dueños de las empresas de seguridad e, inclusive, si vos te quejás ellos le pasan el dato a tu jefe y así pasas a ser un buchón aunque lo único que quieras es defender tus derechos”.

“Nosotros nos encontramos con la falta de compromiso y apoyo por parte de los compañeros. Ellos tienen una formación muy especial, no son tan combativos”, dijo Taltabull en respuesta a la participación de los empleados en los conflictos laborales. “Para mí, faltan delegados en los objetivos de trabajo, no hay una representación gremial dentro del ámbito de trabajo. Entonces, a los compañeros que van al frente muchas veces los tildan de traidores”, destacó.

Taltabull considera que esta situación se debe al contexto socioeconómico de los empleados de este tipo de empresas puesto que se trata de “gente humilde que no quiere perder su trabajo”.

La gestión estatal, en este caso de la provincia de Buenos Aires, se encarga de sancionar leyes (Ley de Contrato de Trabajo), pero las empresas de seguridad privada actúan con total autonomía y tiene además recursos como el de declararse en quiebra para no cumplir con las obligaciones adquiridas. “Los juicios son lentos y costosos y el Estado no provee de abogados para defender a los empleados damnificados”, aseguró Rovira y agregó que en muchos casos los empleados desconocen sus derechos y por eso no hacen los reclamos pertinentes.

Según datos de la Dirección General Fiscalizadora de Agencias y Seguridad Privada (D.G.F.A.S.P) dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, la cantidad de empresas habilitadas por el Ministerio son cuarenta y tres. Entre las cuáles se encuentra, en efecto, Alvear Seguridad S.A.

Los testigos a los que accedimos hasta el momento nos informaron que en general las condiciones de las empresas de seguridad de La Plata eran malas y que no cumplían con el Convenio Colectivo de Trabajo 421/05 y que el método de pago era mitad en blanco y mitad en negro.

Si bien es imposible afirmar que la totalidad de las cuarenta y tres empresas de seguridad que operan en la ciudad de La Plata realizan liquidaciones de sueldo irregulares, es cierto que, como afirman los entrevistados, existen quienes se aprovechan de esta situación y del desconocimiento de los empleados, al pagar sólo una parte de los aportes en blanco y el restante en negro, librándose de pagar el real aporte de la jubilación, antigüedad, vales alimentarios y demás beneficios sociales a las personas contratadas.

Vale recordar, para esta ocasión, los postulados del artículo 14 bis de la Constitución Nacional: “el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa…”.

Está claro que queda prohibido el trabajo y el pago en negro, es decir sumas no remunerativas. Sabiendo que en la actualidad (y desde hace muchos años) el Estado argentino paga a sus empleados sumas no blanqueadas, parecería una utopía pretender que se exija el cumplimiento de la ley cuando quien debería controlar incurre en las mismas acciones. Primero hay que empezar por casa y luego predicar con el ejemplo.

About these ads
Categorías:investigaciones
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s