Inicio > investigaciones > No le pongas la firma

No le pongas la firma


Actualmente, la modalidad de contratación por adhesión es la más utilizada por las empresas. Esto propicia la inclusión de cláusulas que resultan abusivas para los usuarios y que suelen pasar desapercibidas. Italcred S.A. no se queda afuera de esta tendencia de mercado.

Por Nadia Barac, Micaela Marchetto, Daniela Guarino, Micaela Zangara y Andrea Angelis

¿Leés atentamente el contrato de tarjeta de crédito antes de firmarlo?

A partir de una encuesta realizada en la ciudad de La Plata sobre noventa usuarios de tarjetas de crédito se llegó a la conclusión de que el 65 por ciento de los interrogados no leía íntegramente el contrato antes de firmar la conformidad, aceptando de esta forma las condiciones que la empresa disponía.

En el caso de la Empresa Italcred S.A. se descubrió que en el contrato de adhesión de los productos que ellos ofrecen, hay al menos seis cláusulas que resultan abusivas para el usuario.

Según la Ley Nacional de Defensa del Consumidor 24.240 “se consideran términos o cláusulas abusivas las que afectan inequitativamente al consumidor o usuario en el cotejo entre derechos y obligaciones de ambas partes”.

Con respecto a este tema, el Director de Defensa de Consumidor de La Plata, el abogado Jorge Bru expresó que “esto genera que el que redacta un contrato siempre trata de favorecer su posición dentro del mismo, insertando cláusulas que justamente afiancen su fortaleza en esa relación jurídica”. De esta forma queda planteada la condición desigual que este tipo de contratación -por adhesión- dispone entre las partes.

“Creo que si se le dijera a una persona que está por obtener la tarjeta básica los gastos que esta implica, en forma detallada y clara, como debe ser, dudaría mucho en pedirla”, reveló un empleado de la empresa de la sucursal platense, que pidió el resguardo de su identidad.

Por su parte, Bru explicó que el deber de informar al usuario está expresamente previsto en el artículo 4 de la Ley de Defensa del Consumidor que “consagra un principio general que habla del daño que provoca al consumidor el defecto de información que da el empresario, en cualquiera de sus modalidades: publicidad engañosa, publicidad abusiva, omitiendo deliberadamente ciertas características relevantes de los productos y servicios”.

Debido a esta falta de información, la empresa se encuentra en una condición más favorable para insertar las cláusulas abusivas en el contrato. En Italcred S.A., se pudo observar al menos seis de este tipo que violan no sólo la Ley de Defensa del Consumidor, sino también la Ley 25.065 de Tarjetas de Crédito y el artículo 42 de la Constitución Nacional.

Una de estas cláusulas establece que, al adherir al contrato, se está aceptando que en caso de mora se descuente a través del débito automático el saldo que el usuario debe. “Me parece como un exceso, cuando en realidad se debería reclamar por la vía judicial que corresponde. Esto le está evitando a la empresa tener que hacer un juicio, mandar una carta documento, poner un abogado y hacer los reclamos que todo el mundo podría hacer frente a una deuda”, afirmó el Director de Defensa del Consumidor.

En otro de los artículos, se vulnera el principio de reciprocidad, es decir, si el usuario de la tarjeta debe, paga intereses compensatorios y punitorios. Ahora, si la tarjeta le debe al usuario, no se genera ningún tipo de interés.

Por otra parte, tampoco se cumple con la “responsabilidad solidaria” y además, Italcred se adjudica el poder de transferir datos de los morosos a Bancos de datos (ver “El (des)conocimiento de los usuarios”).

Según expresó un empleado de la empresa Italcred, de doscientas personas que se acercan a la sucursal diariamente, al menos la mitad deja un reclamo, ya sea por intereses usureros, porque no les llega el resumen de cuenta aunque igual se les cobra el envío o por el cobro de servicios no solicitados. “En reiteradas oportunidades tuve que ir a la sucursal de 6 y 50 a realizar el pago porque no me llegaban las facturas a mi casa, siendo que todos los meses pago los ocho pesos que me cobran por el envío” señaló Petrona Cantero, una usuaria de la tarjeta Italcred tradicional en una entrevista telefónica.

Tómalo o déjalo

Si nos remontamos a los orígenes, los contratos de adhesión nacieron como una necesidad que fue producto de la contratación en masa. Los mismos se caracterizan porque eliminan los acuerdos previos entre las partes, que antes existían. A partir de la Revolución Industrial se produjo un pasaje de la producción artesanal y la contratación individual, a la producción en masa que a su vez, requería la contratación en masa.

“Acá no existe un acuerdo libre de voluntades, no hay posibilidad de renegociación ni de reformular el contrato. Cuando la adhesión es abusiva, vos podés reclamar, mientras tanto tenés que estar conforme a lo firmado porque sino caés en incumplimiento de contrato”, dijo el abogado Carlos Borges en relación al tipo de contratación por adhesión.

Ante este tipo de abusos el usuario no se encuentra desamparado, sino que se tiene en cuenta la vulnerabilidad del mismo, por ejemplo desde los organismos competentes, para defender sus derechos como consumidor.

En la ciudad de La Plata, la oficina de Defensa al Consumidor se ubica en calle 48 y diagonal 74. Se trata de una sede administrativa donde se reciben todas las denuncias de contratos u ofertas que no se cumplieron, realizadas en esta ciudad.

Según explicó un empleado de dicha entidad municipal, el procedimiento de denuncia es breve. El afectado se acerca a la oficina donde asienta su demanda y a partir de entonces, Defensa del Consumidor es la encargada de pactar una audiencia entre el demandante y el representante legal de la empresa para que lleguen a un acuerdo. En el caso de no llegar a una solución entre las partes, la oficina decidirá si llevar adelante una demanda judicial.

¿Tu mundo crece?

Italcred S.A. es una empresa de servicios dedicada a la emisión, procesamiento y comercialización de tarjetas de crédito. Nació en 1993 y ya tiene 15 años de trayectoria en el país con más de 180 mil usuarios. A su vez posee representación en la República Oriental del Uruguay.

Si bien los beneficios económicos de la empresa frente a los usuarios no se dan de forma directa por las cláusulas abusivas, sí son posibles a partir de la desinformación general que la gente tiene a la hora de obtener la tarjeta.

Esto se trata de una práctica abusiva. Por ejemplo, con la tarjeta tradicional las compras en pequeños comercios sólo pueden abonarse en tres cuotas y esto tiene un coeficiente de financiación altísimo. Aquí es dónde radica el negocio de Italcred. Se puede citar a modo de ejemplo el caso supuesto de una persona que realice una compra de 100 pesos sin interés en tres pagos y al final le quedarán tres cuotas de 40 pesos, es decir, la empresa le cobra un 20% de interés por comprar en tres cuotas.

En referencia a esta situación, María Inés Martínez, empleada de Defensa al Consumidor Provincial señaló que “a menores requisitos para sacar una tarjeta, mayores son los costos porque el riesgo aumenta; entonces ellos tienen que cubrirse y ahí es donde te incrementan un montón de cosas”. Cabe recordar que para obtener la tarjeta tradicional sólo es necesario presentar el DNI.

Este organismo, enterado de la existencia de irregularidades, puede realizar una intervención de oficio, hacer un control sin que medien las denuncias sobre las cláusulas abusivas y se les dará un plazo para que las modifiquen.

Si bien estas inquietudes fueron presentadas vía telefónica ante la empresa implicada, con la intención de realizar una entrevista en profundidad y en persona para conocer su versión ante estos hechos, la misma se mostró reticente a otorgar explicación alguna.

Hay destacar que a raíz de esta investigación, el Director de Defensa del Consumidor de La Plata, Jorge Bru, inició un control de oficio a la empresa Italcred S.A. y a los contratos que ésta promulga. Esta medida se suma a la campaña que ya había comenzado este organismo municipal para incentivar que los consumidores de tarjetas de crédito conozcan sus derechos como tales y los hagan valer.

Resultados obtenidos en la encuesta

A partir de las encuestas realizadas a un total de 90 personas, de 19 a 78 años, residentes en la ciudad de La Plata, se obtuvieron los siguientes datos:

italcred-24

italcred-41italcred-3

italcred-6italcred-5

El (des)conocimiento de los usuarios

Luego de realizada una encuesta, se demostró que el 65 por ciento de los usuarios de tarjetas de crédito interrogados en la ciudad de La Plata admitieron que no habían leído atentamente el contrato antes de firmarlo y por tanto, desconocían a cuáles condiciones impuestas por la empresa habían adherido.

Por otro lado, el 80 por ciento de los encuestados aseguró que en el caso de tener algún problema con la mercadería adquirida con la tarjeta de crédito no correspondía reclamarle a ésta, mientras que según el artículo 40 de la Ley de Defensa del Consumidor 24.240 cuando la responsabilidad es por daños, deber ser solidaria entre todas las instancias de comercialización involucradas.

Interrogados sobre otros aspectos de los derechos como consumidores, las personas encuestadas demostraron que no tenían un total conocimiento de la Ley. Por ejemplo, el 67 por ciento aseguró que cuando una persona tenía una deuda, era posible que sus datos fueran transferidos a empresas de información crediticia. Esto, según el artículo 53 de la ley 25.065 de Tarjetas de crédito, no está permitido.

Anuncios
Categorías:investigaciones
  1. 05/05/2012 en 0:44

    he dado de baja telefonicamente la tarjeta italcred porque en las sucursales no te la dan de baja.al cabo de unos meses me llego un resumen con un saldo de 250 pesos es recargas telefonicas a movistar, reclame y me hiciern completar un planilla de reclamo de consumos no reconocidos para ver si se soluciona el problema ,hoy me llamaron para avisarme que debo 460 pesos…cada vez mas!!!!!!!!!!la tarjeta dije q la pasen como extraviada y me generaron un nuevo plastico q a mi no me interesa y obviamente me lo van a cobrar. el tema es q aunque yo abone y la de de baja ellos no la dan de baja…mienten conozco gente q paso por lo mismo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s