Inicio > investigaciones > Políticas de Estado, males ciudadanos

Políticas de Estado, males ciudadanos


Como parte del Programa de Emergencia Habitacional que viene impulsando el Ejecutivo Nacional, conjuntamente con los municipios, en Florencio Varela se está edificando un barrio en un emplazamiento declarado por la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires como una región peligrosa para la salud de la vida humana.

Por Jessica Pegenaute, Nahuel Espinosa, Graciela Cristaldo y Lucia Dávalos

En el municipio de Florencio Varela se está llevando a cabo la construcción de 324 viviendas en una zona declarada de emergencia ambiental por la Secretaria de Política Ambiental de la Provincia de Buenos Aires. La edificación del plan de viviendas propiciado por el Municipio de Varela dentro de los terrenos declarados como zona de emergencia ambiental, y donde también se ubican torres de alta tensión peligrosas para la vida humana según estudios realizados por la Central Atómica ATUCHA y un brazo del arroyo “Las Conchitas” que según estudios realizados posee un alto grado de contaminación. Y de acuerdo con lo que denuncian los vecinos de la comunidad de Varela las mismas no cuentan con sistema de agua corriente y desagüe cloacal.

Dentro del marco legal se están violando las leyes Nº 11.723 y lo que expone la Ley General del Ambiente Nº 25.675, como así también el Artículo 41 de la Constitución Nacional.

Según la Ley 11.723 de la Secretaría de Política Ambiental, la misma cuenta con las facultades de “garantizar a todos los habitantes el derecho de gozar de un ambiente sano, adecuado para el desarrollo armónico de la persona, participando de los procesos en los que esté involucrado el manejo de los recursos naturales y la protección, conservación y restauración del ambiente en general, solicitando a las autoridades competentes la adopción de medidas tendientes al logro de la preservación de la calidad ambiental y la diversidad biológica”.

En tanto la Ley General del Ambiente específica en su Artículo 11 que “toda obra que, en el territorio de la Nación, sea susceptible de degradar el ambiente, o afectar la calidad de vida de la población en forma significativa, estará sujeta a un procedimiento de evaluación de impacto ambiental, previo a su ejecución”.

Asimismo, el Artículo 41 de la Constitución Nacional determina en sus líneas más destacadas que “todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, y tienen el deber de preservarlo”. Las autoridades preverán a la protección de este derecho. Los vecinos denuncian que el intendente Julio Pereyra, a través del Concejo Deliberante de Florencio Varela, aprueba proyectos de ordenanza para justificar legalmente la urbanización de una zona declarada de riesgo ambiental. Por medio de estas ordenanzas vetadas por la autoridad municipal y aprobados por los concejales oficialistas que son mayoría autónoma, se “rezonifican” los terrenos y de esta manera los predios que figuraban como parte de un polo industrial pasan hacer zonas urbanas.

A su vez, existe también una falta de información sobre los riesgos que implicaría afincarse en dicha zona, debido a las necesidades económicas y a las condiciones de precariedad en la que se encuentran aquellos que se adjudicarán las viviendas, situación que es aprovechada por el Municipio.

Una historia contaminada

Un artículo del Diario La Nación, del 19 de Octubre de 1979, daba cuenta del grave problema de contaminación que generaba la empresa Síntesis Química. Por entonces aparecían los primeros casos de enfermedades en la piel. Pasaron 27 años y todo sigue igual en la cuenca del arroyo. Y los vecinos siguen esperando. Un integrante de la Comisión de Vecinos de los barrios de Florencio Varela de la Medalla Milagrosa, nos acercó la noticia con el recorte del Diario La Nación. Los hechos son un calco de los que se viven en estos días. Decía La Nación bajo el título de “Subsiste la inquietud por los casos de contaminación”.

Una recorrida por el barrio La Carolina de Florencio Varela, donde se halla instalada la fábrica Síntesis Química S.A, permitió apreciar que presentaba la habitual fisonomía de tranquilidad en contraste con la inquietud y desconcierto recogido de las expresiones de los vecinos ante el temor de las consecuencias que pueda ocasionar el caso de contaminación.

La escenografía de la zona son una clara muestra de que el tiempo ha transcurrido, la población ha registrado un auto considerable y la calidad de vida de los habitantes del lugar no ha cambiado en nada.

Comisión de Vecinos por el Medio Ambiente

Los vecinos cansados de los reclamos y de la faltas de respuestas decidieron formar la Comisión de Vecinos Unidos por el Medio Ambiente, donde se reúnen cotidianamente en búsqueda de soluciones mancomunadas. Dentro de este contexto de promesas incumplidas por parte del Municipio decidieron presentarse ante la Justicia, solicitando un recurso de amparo el cual el juez le dio lugar transfiriendo a la Fiscalía de Estado, solicitando recabar la mayor información posible relacionada con la actuación de la Secretaría de Política Ambiental, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos y el Ministerio de Salud de la Provincia.

Para los vecinos se trata de una pulseada por saber quién tiene más poder, su proclama pasa por obtener en definitiva una mejora de la vida de las personas y no van a descansar hasta encontrarse con la verdad por dura que sea, ellos quieren vivir en un ambiente sano donde sus familias no corran el peligro de contraer una enfermedad con peligro de muerte, quieren que las industrias trabajen dentro de la ley cumpliendo con las normas elementales para el cuidado de la salud, el medio ambiente y que los responsables de este aniquilamiento silencioso paguen por el delito que cometieron.

Como parte de la búsqueda de soluciones, han presentado carpetas a los diferentes organismos de gobierno, incluido el nacional en mano al Presidente Kirchner, al Gobernador Solá y al intendente Pereyra. Industria por industria, con todas las denuncias haciendo referencia a que tipo de actividades desarrollan cada una de ellas, acompañadas de una serie de documentación con los suficientes elementos para que las autoridades, tomen cartas en el asunto. Y hasta ahora las respuestas no cubren las expectativas como para encontrarle una verdadera solución al tan grave problema.

Son las vidas de las personas las que se encuentran en una disyuntiva de vida o muerte, son infinidades de casos los que presentan enfermedades de todo tipo, algunos de características irreversibles como aquellos que poseen plomo en sangre y otros metales pesados, montones de chicos que padecen problemas de erupciones en la piel, irritación en la vista, trastornos estomacales, problemas en el aparato respiratorio, casos de chicos que han tenido que ser internados, algunos en terapia intensiva, o abuelos que han pagado con su vida el echo de tener que vivir en una zona que parece liberada para el desarrollo de las actividades de empresas que contaminan el ambiente y el suelo de donde extraemos el agua para tomar, para nada les importa la vida de los seres humanos.

Como parte de una declaración de principios sostienen que “lo más grave es la apatía de los organismos de gobierno tanto en el ámbito local, provincial y nacional, que hacen oído sordo a nuestros reclamos, a esta altura tendrían que tomar conciencia, de que, su función, es cuidar la vida de los ciudadanos que habitamos este suelo, que hablamos de vida o muerte, aunque suene tremendista pero esa es la realidad y en este caso particular, exigirle a las empresas que cumplan con las normas elementales para el cuidado de los suelos y el medio ambiente y que más allá de enfrentamos a un poder económico intocable en épocas anteriores les decimos.

Vamos hacer uso de los derechos y las leyes que nos protegen. En tal caso no pretendemos que las empresas que contaminan sean erradicadas dejando trabajadores en la calle que dicho sea de paso sufren la misma problemática, lo que pretendemos es que cumplan con la ley y que los que tienen la responsabilidad de controlar cumplan con los postulados de la constitución que nos garantiza los derechos humanos elemental para alcanzar una mejor calidad de vida para el conjunto de la sociedad. La Comisión de Vecinos de los Barrios de Florencio Varela que lleva a cabo distintas gestiones en el marco del reclamo de obras de infraestructura de agua y cloaca para el distrito”.

About these ads
Categorías:investigaciones
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s